25 Años:

Senna Interlagos Por Diego Formula1Argentina 07/02/2019




Ayrton Senna no era solo el éxito deportivo. Era el carisma, era su osadía, sus formas de describir lo que sentía, la rivalidad con Alain Prost, sus maniobras bajo la lluvia. Era un conjunto de factores que lo convertían en el referente indiscutido de una era. Aquel 1° de mayo de 1994, el mítico piloto brasileño tomó a 310 kilómetros por hora la curva Tamburello del Gran Premio de San Marino. Del otro lado lo esperaba la muerte. Del otro lado aguardaba el paso a la inmortalidad.

Aquel Williams-Renault había respondido a la perfección en la clasificación de las tres primeras competencias y el brasileño había obtenido la pole position en Brasil, Japón y San Marino. Como si fuese una premonición, llegó a San Marino con el desafío de subsanar las malas experiencias en las dos primeras presentaciones, donde había tenido problemas durante las carreras que lo habían obligado a abandonar.


blog comments powered by Disqus